Excelencia en sanidad privada

Clínica Ruber tiene como lema poner a disposición de la sociedad la mejor asistencia sanitaria, cuenta para ello con la mejor tecnología, los mejores profesionales y un personal orientado a la atención a los clientes.

Rinoplastia

La rinoplastia (o rinoseptoplastia) es un procedimiento quirúrgico para cambiar la forma y/o la función respiratoria de la nariz.

Mediante esta cirugía se puede corregir una nariz desviada, reducir o aumentar el dorso nasal, proyectar o estrechar más la punta, estrechar los orificios, cambiar el ángulo entre la nariz y el labio superior, etc…Toda rinoplastia es comparable a una obra de arte única que necesita de un diagnóstico cuidadoso y un plan de tratamiento individual. El objetivo final es lograr armonizar la nariz con los rasgos faciales de cada individuo y contribuir así al bienestar del paciente. En la consulta se hará un examen profundo de todas las estructuras que conforman la nariz y el tabique nasal y en función de ello se establecerá un plan quirúrgico con su vía de abordaje correspondiente. Ésta se puede realizar mediante una técnica “cerrada”, la cual se efectúa a través de pequeñas incisiones desde dentro de la nariz y no deja cicatrices externas, o bien con una técnica “abierta”, en la cual se realiza una pequeña incisión visible en la columela. Cualquier incisión siempre se diseñará para que la cicatriz resultante sea casi invisible y se intentará ubicarla en el sitio menos visible. La rinoplastia se suele realizar bajo anestesia general, suele durar entre 1 y 3 horas y generalmente es necesario el ingreso durante una noche en la clínica. En ocasiones, se puede realizar una rinoplastia con anestesia local y sedación. En el caso de una rinoplastia cerrada, no suele ser necesario quitar puntos, en el caso de una rinoplastia abierta, los puntos serán retirados entre los 5 y 10 días. La mayoría de los pacientes están muy satisfechos con los resultados de su rinoplastia.

Cardiologia