El tratamiento
¿Se puede curar?El tratamiento

Siguiendo el tratamiento adecuado, el TLP se puede curar. Pero si no se aplica correctamente, puede evolucionar negativamente hacia el consumo de drogas (alcohol, cannabis y estimulantes), la marginalidad por conductas antisociales, la dependencia social de los familiares o, en ocasiones, el suicidio.


En los casos leves en los que el paciente mantiene una vida social y laboral, si se producen cambios positivos en el entorno, puede ocurrir que evolucione espontáneamente.


Generalmente el resultado es positivo aplicando el tratamiento adecuado. Los síntomas tienden a desaparecer y puede tener una recuperación completa gracias a una atención terapéutica intensa y la intervención del hospital de día. Podría recuperar una vida social normal al cabo de uno o dos años. Muchos pacientes presentan aptitudes especiales para las actividades creativas y artísticas y acaban desarrollándose en estas áreas con muy buenos resultados.

Tratamiento del TLP

El TLP tiene tratamiento. El paciente podrá recuperarse de los síntomas y llevar una vida autónoma y estable. Para ello, necesitará una atención continuada y una rehabilitación psicológica intensa. Sólo en los casos más graves, el trastorno podría derivar a crónico.


El tratamiento que se aplica en estos casos, y en el que nuestros especialistas son expertos, consiste en una combinación de medicamentos y psicoterapia. Los medicamentos logran reducir los trastornos del comportamiento y el malestar emocional, y mientras la psicoterapia trabaja para desarrollar la identidad personal y proporciona herramientas para aprender a regular las emociones y autocontrolarse.


En situaciones de crisis emocionales, el objetivo del tratamiento es tranquilizar y estabilizar emocionalmente al paciente. Esto se consigue mediante el uso de fármacos y de una actitud terapeuta con la intención de reconocer el malestar emocional en que se encuentra la persona afectada. En los casos de crisis, suele ser necesario el ingreso en el hospital donde se trabaja para que el paciente recupere la estabilidad emocional y empiece a tomar conciencia de su enfermedad.

otorgamos mucha importancia al papel de las familias, como parte activa del tratamiento. Para ello, les asesoramos, apoyamos y acompañamos a lo largo de todo el proceso.
En la Unidad de Personalidad y Comportamiento (TLP) de Ruberotorgamos mucha importancia al papel de las familias, como parte activa del tratamiento. Para ello, les asesoramos, apoyamos y acompañamos a lo largo de todo el proceso.

Nuestro método

El objetivo de nuestro método es el desarrollo de la persona y de los diferentes aspectos de su personalidad, a través de los siguientes ejes:

  1. Autoimagen
  2. Fortaleza
  3. Inteligencia social
  4. Valores
  5. Sentido

Nuestro método se centra en los dos elementos fundamentales de la personalidad: la IIdentidad o Autoimagen y el Sentido, pues una identidad estable y auténtica se convierte en una personalidad viva, y una personalidad viva se convierte en una persona equilibrada. Por eso, nuestro método trabaja para fortalecer la Identidad desarrollando la Fortaleza, entrenando la Inteligencia social y enriqueciendo los Valores personales y morales.


  1. Autoimagen (identidad). La autoimagen refleja la vivencia del YO y del Sí-Mismo, el núcleo de la identidad personal. Para que la imagen y el concepto de uno mismo sean estables deben ser el reflejo de la realidad afectiva e intelectual del individuo. No puede construirse de manera artificial y programada, ni desde dentro ni desde fuera del sujeto. La armonía entre nuestra realidad, con sus fortalezas y sus debilidades, y nuestra autoimagen es el fundamento de la autoestima y la seguridad personal. Por el contrario, autoengañarnos sobre lo que somos o sobre lo que debemos ser es el germen del autodesprecio, el aislamiento, el fracaso personal y el sufrimiento.
  2. Fortaleza. Las cualidades propias hay que entrenarlas y fortalecerlas, aprendiendo también a manejar nuestras debilidades, fortaleciendo con ello nuestra autoestima frente a las dificultades y obstáculos del entorno. El conocimiento de nuestra propia resistencia al sufrimiento y a los fracasos nos permite desarrollar un sentimiento de fortaleza personal frente a las dificultades y a mejorar nuestra capacidad de autocontrol. La fortaleza nos permite también valorar los aspectos positivos del entorno y relacionarnos afectivamente con los otros sin miedos exagerados.
  3. Inteligencia social. La inteligencia social consiste en comprender la información compleja que envuelve las relaciones sociales. Muchos de los problemas a la hora de manejar la conducta y las emociones se producen por una baja comprensión de esta información. Aprender a desarrollar la inteligencia social, mediante técnicas específicas, mejora radicalmente el funcionamiento social de la personalidad. Y con ello, la autoimagen y la fortaleza personal.
  4. Valores. Dentro de sus posibilidades, la persona humana es libre de decidir sobre sus actos. La libertad, y también la responsabilidad por nuestros actos, se fundamentan en los valores personales. Los valores de la persona provienen de la propia naturaleza humana pero deben ser cultivados para que se desarrollen. Los valores de la colectividad son el abono con el que crecerán los valores y las creencias personales, los que convierten al individuo en persona. Descubrir y fortalecer los valores personales es una parte importante del método. Ayudará a reforzar la autoimagen y servirá de guía en la búsqueda del sentido.
  5. Sentido. La razón de ser de la persona es su ser para el mundo, su naturaleza transformadora del entorno. El individuo crece como persona humana desplegándose hacia los demás, conforme a su identidad y a sus valores, y produciendo efectos en las otras personas. Este salir más allá de nuestras necesidades marca el sentido del mí mismo y es imprescindible para tener una personalidad sana, autónoma y en armonía con el resto del mundo.
TLP. Unidad de personalidad y comportamiento
Logo Ruber Juan Bravo. Este enlace se abrirá en una ventana nueva.

Ruber Juan Bravo, 49 duplicado

planta 5ª

28006 Madrid

PIDA UNA CITA

902 010 232

Copyright 2016 - Quirónsalud. Todos los derechos reservados.